Entrevista a José Sanchis Sinisterra. Levante, el Mercantil Valenciano

Entrevista a José Sanchis Sinisterra. Levante, el Mercantil Valenciano

Noticias

Entrevista de Alfons García publicada el 28 de junio de 2020 en la edición impresa del periódico Levante el Mercantil Valenciano.

Se declara cibernáufrago. El Retiro madrileño es su jardín particular y la envidia de amigos, que no lo encontrarán colgado de un teléfono mó-vil: otro resistente a esa dependencia moderna. Hace más de 50 años que dejó València en bus-ca de estabilidad laboral y acabó en Barcelona, metido en el teatro hasta los tuétanos, fundando la sala Beckett y creando obras como ¡Ay Carmela! y El cerco de Leningrado. Es un referente del teatro contemporáneo y ahora, a sus 80 años, anda preocupado por el futuro del Nuevo Teatro Fron-terizo, su última aventura, en Madrid, su destino final para no per-derse a sus nietos. Cuando suena el teléfono para la conversación, está con el agua de las plantas de su terraza. Han sido su alivio du-rante el encierro. Evitemos la trascendencia, pide al empezar. Se guarda un as en la manga, por si acaso: el humor.

Salió de València hace mucho: 1967. «Estaba muy instalado como profesor ayudante de Literatura en la facultad y dirigía el aula de teatro en la Universitat. Era una isla con muchos espías, pero recuerdo haber predicado marxismo impunemente en mis clases. Me sentía integrado, pero nació muy pronto mi primera hija y el sueldo de ayudante era una miseria». Opositó por compromiso familiar y con su entonces mujer (Magüi Mira). Sacó la cátedra en Teruel. Se fue con la idea del retorno a València, pero se fue desencantando del mundo universitario y le llegó la oferta para profesor del Institut de Teatre de Barcelona, «una peladilla», porque «Barcelona era lo más moderno y europeo de España, donde la iz-quierda tenía fuerza y un crisol cultural. Eso fue ya una ruptura con València». Allí funda el Teatro Fronterizo, para la experimentación dramática, que da pie años después a la sala Beckett. De esa etapa son algunas de sus obras más conocidas: Ñaque, La noche de Molly Bloom o ¡Ay Carmela!Pero durante muchos años compaginó la creación artística con las clases de Literatura. «Sigo estudiando. Ahora álgebra, para un texto sobre Evariste Galois, que creó la teoría de grupos».

Madrid ha sido su último destino vital. «Me vine para no perderme a mis nietos y fui por libre bastante tiempo, estuve en Hispanoamérica mucho, hasta que tuve el mal momento de repetir la maniobra de Barcelona. Había hecho muchos talleres y sabía que había gente interesante en la dramaturgia. Un año después de ir de aquí para allá con papeles de-cidí buscar un local bajo el axioma, que ha resultado falso, de que la realidad crea realidad. Pensando que las instituciones reacciona-rían». Y no. El Nuevo Teatro Fronterizo (conocido como la Corsetería, porque está en una antigua tienda de corsés en Lavapiés) resiste, pero no es el proyecto soñado.

¿Tiene la impresión, de antes de la pandemia, de que este es uno de esos momentos de cambio de ciclo histórico?
Lunes, miércoles y viernes pienso que sí; martes, jueves y sábado, que no, y los domingos, no pienso nada. El futuro se ha convertido en un coágulo en el que no me atrevo a entrar. Los días buenos veo a esos colectivos con iniciativas de apoyo y los días malos veo a los estúpidos haciendo botellón y a los de la derecha boicoteando el estado de alarma. Esta sociedad ibérica, de clase media, burguesa, tiene una resiliencia negativa.

¿Negativa, por qué?
Porque de pronto se inclina hacia una determinada actitud posi-tiva y al poco (me incluyo en ello) consideramos que hemos cum-plido. Pero algo va a quedar de esta conciencia de que ellos somos nosotros, de un ser en común.

¿Al respecto de esa idea de coralidad, tiene una idea de qué po-deres gobiernan el mundo?
Tengo cierta propensión al pensamiento conspiranoico y hay una élite capitalista que lleva tiempo estudiando qué partido va a sacar de esto. Llevo tiempo diciendo a los amigos: a ver cuándo nos reu-nimos para refundar el comunismo. Y ya toca. Dejando claro que lo que ocurrió en Rusia y Europa del Este no es comunismo, no tiene nada que ver con el verdadero Marx, y que nunca he perte-necido a ningún partido (en mi época de València me definía como marxista asilvestrado). Pero habría que implementar formas de convivencia y económicas que recogieran lo que pudo haber sido el comunismo y no fue.

¿Entonces, el autor de «El cerco de Leningrado» cree aún en alguna utopía?
Necesito creer que puede haber procesos que lleven a la construc-ción de un tejido social solidario, pero me conformo con descubrir luciérnagas.

¿A qué llama luciérnagas?
Didi-Huberman filosofa en Supervivencia de las luciérnagassobre un texto en el que Passolini se queja de que no había luciérnagas en la Italia del desarrollismo y dice que hay que buscarlas en la os-curidad.

¿Y dónde ve ahora esas luciérnagas?
En esos maravillosos colectivos que recogen y reparten comida para los pobres o atienden ancianos. Yo descubrí en 2011 o así a un grupo que iba todas las tardes en Lavapiés a dar comida pre-parada por ellos a unos 180 indigentes mirándolos a los ojos. Me quedé colapsado ante algo tan bello, ante ese nido de luciérnagas. La pandemia ha provocado ahora que cierta gente no vinculada a la atención social se haya lanzado. Veremos lo que dura.

¿La sensación es que este mundo hiperglobalizado está hiper-poblado de olvidados?
Por la brutal desigualdad ante la acumulación de capitales. Todo son valores abstractos que burlan fronteras para acumularse en paraísos fiscales. El capitalismo está moviendo bien sus hilos.

 ¿Y la cultura está sabiendo responder y reflejar este extraño y convulso momento?
En general, sí. Hay gran capacidad adaptativa, pero para mí es un handicapla cultura producida online. Me muevo mal en el mundo tecnológico. Parte de esa cultura virtual para mí es una cultura en segundo grado, en embrión. Sé que no es así, pero soy animal de teatro y para mí es reunión, copresencia y frotamiento.

¡El teatro virtual es algo incompatible con esa idea?
En Nuevo Teatro Fronterizo estamos ahora con la estrategia más adecuada para el futuro. He planteado que reconvertir la actividad teatral en onlineno me interesa. Si ese va a ser el des-tino, yo me eclipso. La copresencia es fundamental.

El apoyo público a la cultura, ¿qué sabor le deja? ¿Es ne-cesario o condiciona los proyectos?
Es necesario, aunque podemos empezar a trazar límites de qué llamamos cultura y qué, cachondeo. Determinadas ma-nifestaciones culturales son tan importantes como la educa-ción o cierto sector de la sanidad. Sin cultura, una sociedad se idiotece o se embrutece. Por eso las instituciones deben apoyar y garantizar la supervivencia de proyectos culturales, ponderando su rentabilidad y sus necesidades económicas.

El ministro de Cultura ha salido trasquilado en esta pan-demia por la gente del sector. ¿Lo ha vivido de alguna ma-nera?
Tuvo una metedura de pata bastante grave, pero entre los in-dignados que reclamaban que les salven la vida veía nombres que tienen varias residencias por ahí. Mucha gente de la cul-tura cree que se les ha de financiar por el mero hecho de ser lo que son. No obstante, no parece que haya una línea definida para observar que hay sectores culturales devastados.

Otro rasgo de este tiempo es la masificación y expansión de los bulos. ¿Es un triunfo del teatro en la plaza pública, porque el teatro es eso fingir?
En el teatro no engañamos a nadie, mientras que los fabri-cantes de fakes se arrogan el aura de visionarios salvapatrias para difundir como verdades bolas de mierda que lanzar a los adversarios y que nos salpiquen a todos.

¿No cree que ya va siendo hora por su parte de aburguesarse, de adaptarse a la comodidad?
Soy bastante burgués. Vivir en un ático encima del Retiro en Madrid se puede considerar una forma de vida burguesa, pero artísticamen-te tengo un problema con la institucionalidad y la jerarquía. Me he pasado media vida dimitiendo: en cuanto me dan un cargo me entra una extraña desazón. Creo que no me gusta el poder y la centralidad.

¿Significa dimitir también del éxito comercial?
No huyo en absoluto, pero he tenido la suerte de que no he tenido que vivir del teatro la mayor parte de mi vida. Por eso he podido es-cribir y hacer el teatro que me ha dado la gana, sin preocuparme de si va a tener éxito. Eso es un lujo. A partir de ahí he ido coleccionando éxitos y fracasos de forma bastante equitativa.

¿Pero la cultura para minorías es necesariamente mejor?
No tengo claro lo de las minorías. He escrito obras como experimen-to y se han representado en muchos países, cuando yo las pensaba para un marco muy específico. Lo contrario también pasa.

Ha vivido muchos años y ha tenido salas en Barcelona y Madrid. ¿Entiende el desentendimiento de los últimos años?
Esta es una cuestión en la que me cuesta posicionarme, ya que me siento apátrida y no tengo -al menos conscientemente- ninguna glándula nacionalista. Ni siquiera me gusta que me digan autor es-pañol; en todo caso, latinoamericano, porque aquello tiene mucho que ver con nosotros y con los otros. En Barcelona apoyé a todos los autores catalanes cuando creé la sala Beckett (Lluïsa Cunillé, Sergi Belbel…), pero no me siento perteneciente a todo el movimiento na-cionalista.

Dice Woody Allen que la lista de cosas de las que se arrepiente en la vida es tan larga que no cree que haya sitio para ninguna otra. ¿Usted se arrepiente de muchas cosas?
Buscaría otro término, porque soy ateo militante… Sí que hay unas cuantas cosas que quizá no debería haber hecho, pero tampoco veo tantos cadáveres a mis espaldas. A veces he pensado que debía ha-berme quedado en Barcelona, pero haber podido cultivar la relación con mis hijas, que hoy son mis mejores amigas, es una contrapres-tación suficientemente valiosa.

¿Cuando uno ronda los 80 años, piensa en la muerte?
Como la verbalizo mucho, las cosas al decirlas les confieres un cierto grado de realidad. No me veo en 2030 haciendo nada. Entre eso y la pandemia siento prisa por las cosas que me gustaría hacer: los dos textos que estoy escribiendo e incluso alguno inacabado y, sobre todo, me gustaría abrir en Madrid un espacio similar a la sala Beckett, donde autores, directores e intérpretes puedan realizarse sin depen-der de que las instituciones les den una limosna.

¿El Nuevo Teatro Fronterizo no ha conseguido ser eso?
No. Tenemos una gente estupenda y proyectamos una gran cantidad de textos. Hemos puesto a autores a escribir sobre temas que no sa-len, como inmigrantes o refugiados, para visibilizarlos, o la devas-tación del planeta por el capitalismo, la memoria histórica y ahora el exilio anónimo, los que no eran nadie en 1939

La pregunta es de tesis doctoral, pero no me resisto: ¿qué sabor le dejan estos 40 años de democracia? Lo digo porque se observa hoy una pulsión revisionista, que no sé si es justa en tanto que pretende evaluar el pasado con ojos de hoy.
Es verdad eso. Una de las cosas que más me interesa en el trabajo de escritura es evitar el maniqueísmo, que los personajes enemigos de lo que uno cree y piensa sean también seres humanos, porque el teatro y la literatura comprometida han pecado de eso

¿Y a grandes rasgos, qué sensación le deja la democracia?
Uno recuerda que tenía más expectativas, pero no hay ninguna razón para lamentar lo que ha ocurrido… Y ha generado una serie de ins-tersticios por los cuales se puede seguir cambiando el mundo. No es un mal punto final, ¿no?

 

 

Oniroteca en cuarentena

Oniroteca en cuarentena

Noticias

ONIROTECA EN CUARENTENA
Sueños en tiempos de pandemia

¿Qué soñamos en nuestros barrios? ¿Qué nos preocupa y qué nos ilusiona? ¿Qué sueños compartimos? ¿Qué soñamos en cuarentena?
La Oniroteca en Cuarentena es una iniciativa de Onirodrama, grupo de investigación en torno a los sueños surgido en Nuevo Teatro Fronterizo, que busca y promueve encuentros con la comunidad.

En este preciso momento, estamos viviendo tiempos excepcionales. La realidad está alterada por la disrupción del COVID-19. Este contexto extraordinario, nos impacta en lo vital de múltiples maneras: en lo físico, en lo emocional y psicológico, en lo laboral, en lo social y también en el dormir y en el soñar.

Como grupo de investigación en torno a los sueños, estamos convencid@s de que esta excepcionalidad en la que vivimos también está siendo soñada. Deseamos compartirla, averiguarla, registrarla y volverla a compartir.

El objetivo de “Oniroteca en cuarentena” es registrar los sueños que estamos teniendo las personas durante la excepcionalidad del COVID-19 en distintos lugares del mundo, mediante la observación, registro y análisis de los sueños según “La Poética del sueño” de José Sanchis Sinisterra. A partir de este registro se pretende, a través de la creación colectiva, devolver a la comunidad el material onírico que sirva como instrumento de autorreflexión, autocrítica y autoconocimiento.

La dinámica del registro consiste en el envío del texto con el sueño a una dirección de correo electrónico laonirotecamadrid@gmail.com y su posterior publicación en el sitio web www.onirotecaencuarentena.es; donde se pueden leer todos los sueños de l@s soñant@s. Hasta el momento se han publicado más de ochenta sueños procedentes de diversos lugares de España, Reino Unido, México, Costa Rica y Argentina.

Es importante mencionar que “recolectar” o  “pescar” sueños, es una labor que presenta cierta dificultad; pues no es fácil que un material íntimo, frágil, y que pertenece “a otro mundo” distinto al de vigilia, sea compartido de manera masiva.

Animamos a tod@s l@s soñantes a enviarnos sus sueños y contribuir así a este “mapa de sueños”.

 Sobre los sueños

El sueño, es sin duda, la más democrática de las Bellas Artes. Aún, sin verificaciones estadísticas, puede afirmarse que todos los seres humanos soñamos, con independencia de que recordemos o no, nuestras creaciones oníricas al despertar. Democrática. Universal. También promiscua; ya que el sueño manifiesta una irresistible tendencia a maridarse con las demás artes. Así como, con otras zonas de la experiencia humana: la psicología, la profecía, la religión, la sociología, la ciencia. Y a escala individual; la filosofía. Porque en los sueños se produce un pensar en figuras. En imágenes. En ficciones. En tramas; que parecen tratar de configurarse al margen del lenguaje, de espaldas al logos. Como si intentara liberarse -dicho pensar- de la función denotativa, racional y pragmática del discurso. Artefacto creado y domesticado por la cultura patriarcal. Es por ello, por lo que el sueño está más cerca de la poesía que de la prosa. De la iluminación que del concepto. De la locura que de la razón. Del arte que de la teoría. Del caos que del orden.

La doble -o triple- irresponsabilidad del sueño (con respecto al propio Sujeto, con respecto a los Otros, con respecto a la Realidad) le confiere una impúdica libertad de pensamiento -¿y de palabra?- y otorga al soñante la potestad de experimentar, como actor y espectador; una aventura del conocimiento. Un relámpago de sabiduría. Una revelación epistémica. Una pregunta incandescente. Una forma de lo informe. Una nítida -aunque enigmática- expresión de lo indecible. Adormilada la Razón durante el sueño, los sueños se libran a zurcir a su antojo, caprichosamente, jirones y retales de la existencia diurna -vividos o imaginados, recientes o remotos, deseados o temidos-, pero tan descuidadamente entrecosidos, que el menor viento emocional, procedente de los abismos corporales, los estremece y los sacude.

Sobre Onirodrama

En el año 2015, Onirodrama se empezó a gestar como proyecto, a través de la cocreación entre l@s participantes del Colaboratorio del Nuevo Teatro Fronterizo y un grupo de psicodramatistas pertenecientes a un proyecto llamado Circodrama.

El espíritu que nos impulsaba a esta colaboración fue querer palpar los efectos de la brutal crisis del 2008, dentro del soñar de cada un@ de nosotr@s.

A lo largo de estos años, el proyecto ha ido mutando en un dispositivo nómada de investigación e intervención sociocultural en torno a los sueños. Onirodrama ha invitado a sesiones abiertas y talleres a la comunidad, en espacios como:  Nuevo Teatro Fronterizo, Centro de mayores de Antón Martín, Centro de mayores de Dos Amigos y Fundación Prolibertas.

El proyecto está englobado dentro de una propuesta más amplia y ambiciosa, denominada “Lonja de sueños”, una iniciativa que promueve la investigación multidisciplinar en torno al universo onírico y su relación con las artes, la psicología, la neurociencia, la intervención comunitaria y la sociedad en general.

El grupo Onirodrama está compuesto por:
– Miguel Buzeta: Psicodramatista / Soñador eventual.
– Karla Meneses: Creadora escénica / Soñadora olvidadiza.
– Estela Montejo: Actriz. Terapeuta Gestalt / Soñadora concisa.
– Leticia Texidor: Actriz. Coach de actores / Soñadora compulsiva.

Para el envío de los sueños: laonirotecamadrid@gmail.com
Página web del proyecto: www.onirotecaencuarentena.es

 

 

NTFenRED

NTFenRED

Noticias

Un vehículo para propiciar conexiones y encontrarnos en la distancia

NTFenRED pretende ser un vehículo para propiciar conexiones (probables e improbables) de procesos, ideas y personas. Una experiencia virtual a través de plataformas digitales que, si bien no son el medio ideal, si nos pueden ayudar a encontrarnos en estos momentos de distanciamiento.

El Teatro es por naturaleza un lugar de encuentro donde la proximidad es imprescindible para la efímera experiencia teatral: un ritual en vivo.

Sin embargo, en estos momentos excepcionales, es importante hacer presente la red que nos conecta estrechando lazos y generando comunidad, al menos de forma provisional.

La experiencia se inicia con los laboratorios estables que se han interrumpido durante estas semanas, y el día 13 de mayo da comienzo un taller de iniciación a la escritura dramática con José Sanchis Sinisterra: ¿Por dónde empezar?

También siguen adelante los proyectos dramatúrgicos que llevamos desarrollando desde hace meses como “Cicatrizar, creación dramatúrgica entre España y Colombia” y la II edición de “Teatro contra el Olvido. Dramaturgias contemporáneas del Club Benjamin”. Además, en las siguientes semanas se irán proponiendo otras actividades, talleres y experiencias.


#NTFenRed#dramaturgia#creación#escritura#curso#laboratorio#investigación#teatro#comunidad#nuevoteatrofronterizo#josesanchissinisterra

 

 

 

Estreno de Naufragios de Álvar Núñez de José Sanchis Sinisterra. Centro Dramático Nacional

Estreno de Naufragios de Álvar Núñez de José Sanchis Sinisterra. Centro Dramático Nacional

Noticias

Bajo la dirección de Magüi Mira, el Centro Dramático Nacional estrena el texto de José Sanchis Sinisterra. En Teatro María Guerrero del 12 de febrero al 29 de marzo.

El punto de partida de Naufragios de Álvar Núñez está en un libro: el relato autobiográfico que Álvar Núñez Cabeza de Vaca escribió al término de su primera aventura americana. Se narra en él la desastrosa expedición a La Florida emprendida en 1527 bajo el mando del gobernador Pánfilo de Narváez, y el cúmulo de infortunios que, por espacio de casi diez años, arrastra a Álvar y a otros tres supervivientes a lo largo de unos 18.000 kilómetros de tierras inhóspitas y climas adversos.

El texto nos induce a plantearnos la problemática de la alteridad, el fracaso de la relación con el Otro como paradigma de la conquista de América, de toda conquista y colonización, de toda tentativa de colonizar al otro, ya sea ignorándolo, negándolo, impidiéndole ser otro o destruyéndolo. Y el Otro es el indio americano, sí, pero también el norteafricano que emigra con su hambre oscura a la privilegiada Europa, y también la mujer que se mimetiza en objeto del deseo del hombre, y también aquel que “merodea bajo tu ropa”, aquel que “susurra bajo tu piel”… Ese otro interior, sí, que tan frecuentemente ignoramos, negamos, impedimos y destruimos. – José Sanchis Sinisterra.

Equipo artístico

Reparto: Nanda Abella, Pedro Almagro, Jorge Basanta, Olga Díaz, Karina Garantivá, Cruz García, Alberto Gómez Taboada, Lula Güedes, David Lorente, Pepón Nieto, Jesús Noguero, Rulo Pardo, Kike del Río, Muriel Sánchez, Clara Sanchis y Antonio Sansano.Equipo artístico: José Sanchis Sinisterra (Texto), Magüi Mira (Versión y dirección), Curt Allen Wilmer y Leticia Gañán (Escenografía), José Manuel Guerra (Iluminación), Gabriela Salaverri (Vestuario), Moisés Echevarría (Caracterización),María Mesas (Movimiento escénico), Jordi Francés (Música), Dani Llull (Ayudante de dirección), Laura Ordás (Ayudante de escenografía), Mónica Teijeiro (Ayudante de vestuario) y Sergio Balsera (Ayudante de iluminación).

Producción Centro Dramático Nacional.

Más información:
https://cdn.mcu.es/espectaculo/naufragios-de-alvar-nunez/


Estreno de «Monsieur Goya, una indagación» de José Sanchis Sinisterra

Estreno de «Monsieur Goya, una indagación» de José Sanchis Sinisterra

Noticias

El Teatro Fernán Gómez, Centro Cultural de la Villa, comienza la temporada teatral con la obra: Monsieur Goya, una indagación. de José Sanchis Sinisterra.

El teatro quiere rendir un homenaje al pintor Francisco José de Goya y Lucientes, en este año en el que se cumplen 200 años desde que empezará a pintar las denominadas pinturas negras en la Quinta del Sordo. Por este motivo, tanto la Sala de Exposiciones con la muestra de arte contemporáneo El sueño de la razóncomo la Sala Guirau, con una producción teatral propia, tendrán a este pintor como el eje sobre el que gira su programación.

Monsieur Goya, una indagación es una obra escrita por Sanchis Sinisterra, dirigida por Laura Ortega, con Suso Saiz en la música y el espacio sonoro, y con Daniel Canogar en su primera videoescena realizada para un teatro. El elenco está compuesto por Alfonso Delgado, Inma Cuevas, Alfonso Torregrosa, María Mota, Andrea Trepat, Fernando Sainz de la Maza y Font García.

Sobre la obra

En 1824, Goya abandona Madrid por Burdeos –donde ya vive expatriado su amigo, Leandro Fernández de Moratín– en compañía de su segunda familia. Leocadia Zorrilla, su segunda mujer, y sus dos hijos, Rosario y Guillermo Weiss, guardan el enigma de los últimos años del pintor, en los que jamás dejó de aprender. Hoy mismo, escondido en algún lugar del teatro, un autor en apuros intenta reconstruir la historia de estos personajes. A ellos les corresponde el papel de explicarse, mientras Goya pinta o sale a pasear, acercando al público a los pequeños y grandes acontecimientos de los que fueron protagonistas. Entre brumas, veremos desfilar por la escena los restos de un naufragio: el enfebrecido ambiente de guerra y conspiraciones del Trienio Liberal, la lucha entre liberales y absolutistas, el cuadro de La lechera de Burdeos… 

En Monsieur Goya, una indagación, José Sanchis Sinisterra reflexiona sobre la incertidumbre creativa y la condición del exilio en la modernidad. Esta iluminadora propuesta escénica parte de una pregunta sobre cómo poner en imágenes la propia historia, y nos invita a entender la figura del artista como testigo fantasma de nuestro presente. Con una estética y un lenguaje contemporáneos, la obra hace del teatro dentro del teatro una sensacional máquina óptica, gracias a la cual nos adentramos en un mundo de ilustrados, mujeres libertarias, románticos, pintoras y niños soldado que habitan, como nosotros, entre humo de pólvora y sombras de fantasmagoría.

En palabras de la directora del montaje, Laura Ortega: Las Pinturas negras son un misterio inagotable para el espectador moderno. Y muchas las incógnitas que plantean, transcurridos dos siglos desde que Goya comenzase a pintarlas en la Quinta del Sordo. Las conjeturas sobre la relación entre la biografía del artista y las figuras de estos murales han ido multiplicándose, pero nuestra mirada tropieza, una y otra vez, con más preguntas que respuestas. ¿Qué quiso pintar Goya? Toda aproximación es forzosamente un intento, siempre ilusorio, de recrear sus intenciones. Bien entendida la cuestión, el pintor aragonés tiene en común con nosotros lo mismo que nosotros con la moderna figura del autor y sus personajes: envueltos en los dilemas de la acción y la representación, nos debemos, como ellos, a un destino en el que a menudo nos extrañamos, acaso para ganar algo de lucidez.

Autor de la obra: José Sanchis Sinisterra
Reparto: Con: Alfonso Delgado, Inma Cuevas, Alfonso Torregrosa, María Mota, Andrea Trepat, Fernando Sainz de la Maza y Font García
Dirección: Laura Ortega
Videoescena: Daniel Canogar
Música y espacio sonoro: Suso Saiz
Una producción del teatro Fernán Gómez. CC de la Villa


José Sanchis Sinisterra celebra el 70 aniversario del teatro El Galpón de Montevideo.

José Sanchis Sinisterra celebra el 70 aniversario del teatro El Galpón de Montevideo.

Noticias

El teatro El Galpón de Montevideo celebra su 70 aniversario reuniendo direcciones de prestigio internacional, entre ellos José Sanchis Sinisterra, el francés Laurent Berger, el brasileño Aderbal Freire-Filho y la española Natalia Menéndez.

El 3 de agosto se estrena «Una artista del sueño» texto y dirección de José Sanchis Sinisterra.

Más de una cuarta parte de nuestra vida psíquica transcurre en el planeta ignoto de los sueños. Allí habitamos cada noche (como protagonistas, figurantes o espectadores), rodeados por personajes de nuestro entorno y/o por seres de identidad incierta, como surgidos de otra realidad.

¿Quién urde esas tramas?  ¿Por qué? ¿Para qué? ¿Y para quién? En “Una artista del sueño”, un hombre maduro y, sin duda, de elevada posición,  establece un extraño trato con una joven procedente del mundo suburbial: ella, soñante contumaz, le venderá sus sueños… Pero la turbia realidad de sus vidas, tan distantes y distintas, acabará por empujarles a una fuga de ambiguo desenlace…

Así nos presenta un adelanto de la puesta que el autor y director prepara con elenco de El Galpón integrado por Bernardo Trías, Guadalupe Pimienta, Lucil Cáceres y Leonardo Sosa.

Imágenes del montaje

Escenografía: Grupo Engendro. Vestuario: Leticia Sotura. Iluminación: Rosina Daguerre. Música: Martín Pisano Ayudante de dirección. Graciela Escuder. Producción Ejecutiva: Marcos Zarzaj

El 24 de agosto de estrena Medida por Medida” de W. Shakespeare con la dirección de Laurent Berger y el elenco: Héctor Guido, Santiago Sanguinetti, Pablo Pipolo,  Claudio Lachowicz,  Soledad Frugone,  Luciano Chattón,  Camila Durán, Héctor Hernández,Nahuel Delgado, Victoria González Natero; Anaclara Alexandrino.

En septiembre Aderbal Freire-Filho dirige una obra sobre textos de Eduardo Galeano y a finales del mismo mes estrena Natália Menéndez.


Publicamos el I volumen de Teatro Contra el Olvido con Primer Acto

Publicamos el I volumen de Teatro Contra el Olvido con Primer Acto

Noticias

Con este proyecto, Teatro contra el olvido, queremos revisar e investigar -con una clara intención de rescatarlos del olvido y del silencio- acontecimientos, procesos, personajes y circunstancias de nuestra historia reciente, sin cuyo conocimiento no es posible conocer ni afrontar el presente, y mucho menos el futuro.
Pero también nos acucia el interés por interrogarnos sobre cuáles serían las formas dramáticas que podría asumir un teatro del siglo XXI, inscrito además en la estela de Walter Benjamin, cuya truncada -por la muerte y la barbarie nazi- relación intelectual con Bertolt Brecht dejó abierta una serie de fértiles interrogantes sobre las relaciones entre estética, política y teatro.
José Sanchis Sinisterra. NUEVO TEATRO FRONTERIZO

Hace mucho que descubrimos que la conjugación de los tiempos es siempre interesada. Ya sabemos también que la historia que nos cuentan es la que escriben los vencedores. Convirtamos entonces el nombre de la iniciativa de Nuevo Teatro Fronterizo en una interrogación y preguntémonos ¿Teatro contra el olvido? La respuesta es clara: Siempre.
Publicar hoy el que será primero de la colección es, en la medida de nuestras posibilidades y en el marco de ese espíritu infatigable que nos anima, un acto de justicia, tan modesto como necesario.
Ángela Monleón. PRIMER ACTO

Textos:
Los desafectos de Juanma Romero Gárriz
Libro de la utopía de Nieves Rodríguez Rodríguez
Junto al río de Carmen Soler
Está la foto de María Prado
Con prisa de pájaro de Antonio Sansano
Los números primos de Rubén Buren
• Bisontes en llamas de Pedro Cantalejo

Prólogos de:
José Sanchis Sinisterra
Rubén Pallol Trigueros
Alejandro Pérez-Olivares
Ángela Monleón

Agradecimientos:
Nuria Capdevila-Argüelles, Sandra Castro, Alberto Conejero, María Garzón, Carlos García-Alix, Alfredo González Ruibal, Juan Gutiérrez, Natalia Junquera, Fernando Marías, Ángela Monleón, Sara Núñez de Arenas, Carmen Ortiz García, Laila Ripoll, Waldo Rosales, Pablo Sánchez León y Roland Schimmelpfennig.

Un proyecto de Nuevo Teatro Fronterizo

Teatro contra el olvido

Teatro contra el olvido
Portada del volumen I publicado con Primer Acto


El lugar donde rezan las putas o que lo dicho sea en el Corral de Comedias de Alcalá

El lugar donde rezan las putas o que lo dicho sea en el Corral de Comedias de Alcalá

Noticias

El último espectáculo de José Sanchis Sinisterra viaja al Corral de Comedias de Alcalá, con dos funciones el 3 y 4 de mayo a las 20:30h

Teatro en tiempos de rabia 

¿Qué teatro hacer en este aciago siglo XXI?
¿Espectáculos de puro entretenimiento, que aumenten todavía más “la modorra política de nuestra sociedad consumista y cibermema”?
¿Obras de denuncia-políticamente-correcta, que ilustren la actualidad, ya tan aireada y cacareada por los medios de comunicación (sic)?
Esta es la encrucijada en que se encuentran nuestros dos personajes: Rómulo y Patri. Una pareja de jóvenes actores que, en un galpón casi abandonado, cedido al efecto por el tío Roque (¿?), se afanan por crear un espectáculo a la medida de sus aptitudes artísticas y de sus posibilidades económicas.
La vida misma, vamos…
Ocurre, sin embargo, que oscilan entre dos temas “descomunales”: la Alejandría del siglo IV, con la filósofa Hipatia y su discípulo Sinesio como protagonistas, y el trágico destino del comunismo, con Lise y Arthur London zarandeados por las turbulencias revolucionarias y reaccionarias del siglo XX.
Y, por añadidura, resulta que ese anodino lugar de trabajo y creación, además de ser frecuentado por algunas de las mujeres que “trabajan” en el mal famado barrio, parece ser también vía de acceso a un misterioso mundo subterráneo en el que se agitan los olvidados, los vencidos, los barridos y borrados por la Historia, con mayúscula.
“Los de abajo”, sí, que -bastante cabreados- pronto empezarán a reclamar a nuestros dos saltimbanquis biomecánicos una segunda oportunidad…
¿Es eso posible? ¿Puede el teatro usar de sus poderes de evocación e invocación para reescribir la Historia, para resarcir a los perdedores, para recuperar lo que pudo ser y no fue?
La obra, desde luego, no pretende responder a estas preguntas. Más bien suscitarlas, junto con otras muchas, y dejarlas revoloteando por ahí.
En un intempestivo retorno a su época de “el teatro en el teatro” (Ñaque, ¡Ay, Carmela!, Pervertimento, El cerco de Leningrado, Los figurantes…), el autor ha querido abordar cuál podría ser un “teatro en tiempos de rabia”, aquel que una pareja de jóvenes actores de hoy, Patri y Rómulo, pretenden crear y representar.
Entrelazando el humor, lo fantástico y lo político, la obra despliega una serie de enigmas que aspiran a suscitar otras tantas preguntas en la mente del espectador. 

José Sanchis Sinisterra

Ficha artística

Autoría y dirección: José Sanchis-SinisterraCon

Paula Iwasaki
Guillermo Serrano

Ficha artística:

Dirección  y autoría: José Sanchis Sinisterra
Escenografía: Juan Sanz
Iluminación: Juan Gómez-Cornejo (A.A.I)
Vestuario: Helena Sanchis Tania Tajadura
Espacio sonoro y composición musical: Pablo Despeyroux
Vídeo: Daniel Ramírez
Ayudante de dirección: Eva Redondo
Una Producción del Teatro Español
Producción en gira Nuevo Teatro Fronterizo


Una Producción del Teatro Español
Producción en gira Nuevo Teatro Fronterizo

* Fotografía de Claudia Córdova

TANGO. EN LAS JORNADAS DE TEATRO CONTRA LA VIOLENCIA SEXISTA

TANGO. EN LAS JORNADAS DE TEATRO CONTRA LA VIOLENCIA SEXISTA

Noticias

Dentro de la programación teatral de las  jornadas CUÉNTALO, MUÉSTRALO contra la violencia sexista que organiza el Instituto de Investigaciones Feministas de la Universidad Complutense de Madrid, en el Centro Cultural Casa del Reloj.

 Espectáculo
UNA TRAGEDIA TANGUERA

Un hombre y una mujer construyen con el lenguaje los movimientos de la danza.
Cuándo: 25 de abril
Horario: 19:30h
Dónde: Centro Cultural Casa del Reloj. Paseo de la chopera 6, 28045. Madrid
Entrada libre hasta completar aforo.

Con: Leticia Pascual y Luis Sampedro
Texto: Patricia Zangaro
Dirección: José Sanchis Sinisterra
Ayte. dirección: Sara Núñez de Arenas

Sinopsis

Tango surgió de un desafío: ¿es posible bailar con la palabra? Un hombre y una mujer construyen con el lenguaje los movimientos de la danza. Y el tango que bailan pone en juego los resortes más descarnados de la relación entre los géneros.

Con mi Tango me propuse adentrarme en ese rito que celebran los cuerpos enlazados. Intuyo que la puesta en escena de José Sanchis Sinisterra y La Corsetería Nuevo Teatro Fronterizo, a quienes agradezco el profundo trabajo de investigación y aproximación crítica que han realizado a partir de mi texto,  arrojará una luz nueva sobre ese poderoso misterio.   

Patricia Zangaro

Así se baila (¿todavía hoy?) el tango.  Esta obra breve de la argentina Patricia Zangaro desnuda de forma despiadada uno de los tantos mecanismos de la sociedad patriarcal. De esos que, con ferocidad, se inscriben en los cuerpos de hombres y mujeres. Un combate que conduce al éxtasis o a la aniquilación. O a ambas cosas a la vez. Una inquietante acotación, que aparece al inicio del texto, tiene el poder de desatar con increíble vivacidad la imaginación del espectador. Tango, que recibió el premio La scrittura della differenza (Italia), comienza con un simple “los pies juntos”, en voz masculina. Paso a paso, la palabra se vuelve movimiento, poema y puñalada: fascina, revuelve y confronta. Todo menos dejarnos impasibles.